Spanakorizo, arroz griego con espinacas

Estándar
image

En la religión ortodoxa griega, un buen número de personas ayunan durante los cuarenta días de la Cuaresma que llevan al Domingo de Pascua, pero la mayoría de la gente sólo lo hace durante la Semana Santa. Es común abstenerse de comer carne, pescado, productos lácteos y huevos, pero hay algunas personas que llegan incluso a dejar de consumir aceite de oliva, un ingrediente que nunca está ausente en cualquier tipo de comida griega.

En esa época del año, la naturaleza está en su mejor momento en cuanto a verduras se refiere, por lo que no resulta difícil encontrar alguna de ellas que sea sabrosa para comer. El hecho de que la cocina griega tenga numerosos platos de verduras que son a la vez deliciosos e imaginativos es una ventaja para todos aquellos a los que les gusta comer bien y rápido a la vez.

Una de estas delicias es este clásico plato griego, el Spanakorizo ​, que significa literalmente arroz con espinacas, y es uno de esos platos de verduras griegas con una salsa a base de aceite de oliva. El spanakorizo ​​es cremoso, con el arroz un poco al dente y la espinaca sedosa y jugosa, las cebollas verdes y el eneldo dando una nota fresca y el zumo de limón agregando una acidez muy necesaria para equilibrar la astringencia de las hojas de espinaca en la boca.
Es un plato fácil y rápido de preparar y si al final os sobra, es una excelente opción para el almuerzo del día siguiente, pues el spanakorizo ​​sabe aún mejor de un día para otro.

El tipo de arroz que se usa normalmente en este plato es el arroz Karolina, un típico arroz blanco de grano medio utilizado mucho en la cocina griega, aunque el Arborio italiano funciona perfectamente también.

El spanakorizo ​​se hace generalmente con limón, pero también se puede hacer con una salsa ácida roja de tomate. Es tradicional acompañar el spanakorizo ​​con algún queso feta, pan crujiente fresco y limón para exprimir encima del arroz.

Hoy os propongo mi versión de este plato griego, en la que he sustituido el arroz Karolina por una mezcla de arroces largos que le aportan texturas y color.

imageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimage

Ingredientes para 4 personas:

400gr de arroz de grano medio
300gr de espinacas frescas
1 cebolleta tierna
6 esparragos verdes
6 ajos tiernos
1 l. de caldo de pollo o de verduras
150gr de queso feta
1 limon y su ralladura
3 cs de aceite de oliva virgen extra
1/2 manojo de eneldo fresco
un poco de perejil
1/2 cc de comino molido (opcional)
1/2 cc pimienta negra
sal al gusto

Preparación:

En primer lugar, lavamos las espinacas, cortamos y retiramos los tallos, enjuagamos las hojas y reservamos. A continuación picamos por un lado la parte blanca de la cebolla tierna. La parte verde la picamos también junto con los espárragos verdes y los ajos tiernos.

image

Pochamos la cebolla en una cazuela con las tres cucharadas de aceite de oliva.

imageimage

Una vez pochada, añadimos la parte verde de la cebolla, junto con los esparragos y los ajos tiernos. Salteamos un par de minutos e incorporamos las espinacas, que van a reducir mucho su volumen, con una pizca de sal.

imageimage

Cuando se hayan rehogado un par de minutos añadimos el arroz, la pimienta negra y el comino, y removemos bien para que como buen pilaf el grano de arroz se tueste bien. Yo he usado una combinación de tres arroces que tenía a mano, basmati (el blanco), integral (el rojo) y salvaje (el oscuro), aunque lo normal es hacerlo con un arroz de grano medio.

imageimageimage

A continuación incorporamos el eneldo picado y sin tallo y seguidamente el caldo de pollo. Conviene medir las cantidades de líquido según las indicaciones del fabricante del arroz, aunque siempre podemos añadir algo más de caldo para que quede un arroz jugoso. Picamos todo el queso feta en dados pequeños, y cuando el arroz lleve 10 minutos cociendo, añadimos la mitad a la cazuela, junto con la ralladura de la piel del limon.

imageimage

Unos minutos antes de acabar la coción, incorporamos el zumo de medio limón y removemos. Cumplido el tiempo de cocción, añadimos el resto de queso feta por encima junto con el perejil, y dejamos reposar el arroz unos 5 minutos.

imageimageimage

Se puede tomar caliente o templado, a vuestro gusto.

image

Espero que lo disfrutéis.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s