Falafel, hamburguesa de garbanzos.

Estándar
image

La mayoría de lectores habréis oído hablar del falafel e incluso puede que lo hayáis comido, si bien puede haber también otros que no hayaís oído hablar de él.

El Falafel son albóndigas o hamburguesas fritas, hechas con garbanzos o habas secas, mezcladas con especias, y se ha convertido en una de las recetas más populares de Oriente Medio. Dependiendo del lugar al falafel se le da la forma de croqueta, pequeña hamburguesa o bola, que se fríe con aceite de oliva y se elabora en su versión más corriente, principalmente con garbanzos. Es una receta muy sabrosa y fácil de hacer. El Falafel puede ser servido como aperitivo, con Hummus o con Tahini, o como plato principal. Si es en bocadillo, rellenamos el pan pita caliente con falafel, lechuga, tomates, Tahini, sal y pimienta. Se les empieza a denominar como “perritos calientes de Oriente Medio”.

Se cree que el Falafel nació en Egipto, donde se le denominaba “taamiya” en el dialecto de El Cairo . Ahora se come en todo el Oriente Medio, como comida callejera muy popular. Fue concebido originalmente para ser comido como un sustituto de la carne durante la Cuaresma. Durante el Ramadán, el falafel se consume como parte del “iftar”, la comida que rompe el ayuno después de la puesta del sol. Israel afirma el falafel como su alimento nacional, mientras que los palestinos reclaman que les fue robado a ellos. La realidad es que no fue hasta que miles de judíos de todo el mundo emigraron a Israel en la década de 1950, que el falafel se convirtió verdaderamente en el emblema de Israel. Algunos de los colonos judíos en Palestina conocidos como “hebreos beduinos”, se pusieron el tocado imitando a los árabes y sus costumbres. Ellos convirtieron el falafel en comida callejera y lo hicieron propio, según algunos historiadores. El hecho es que el plato es muy popular en el Medio Oriente y se ha extendido a otros países.

Los árabes reclaman el plato como suyo. Tanto los palestinos como los judíos yemenitas en Jerusalén, preparan el falafel de garbanzos. Sumergen los garbanzos en el agua con bicarbonato de sodio durante horas y entonces los muelen junto con cebolla, perejil, semillas de sésamo y especias como el comino, el chile en polvo y el cilantro. Luego los convierten en bolas o hamburguesas y los fríen.

El Falafel egipcio está hecho de habas secas remojadas y es picante, e incluye ajo, cebolletas, puerros y cebollas con pimienta. La pimienta de Cayena se utiliza en la receta de Alejandría. Se consume en su mayoría con un pan pita de trigo y ensalada con salsa Tahini.

En el Líbano, la ensalada tabbouleh se come con falafel. También se incluyen como acompañamiento para este plato, pepinos, nabos y cebolla.
En Siria se utiliza Sumac en el falafel. En otros países de Oriente Medio se incluyen patatas fritas como acompañamiento.

El Falafel se ha vuelto tan popular que la cadena de restaurantes fast food McDonald’s sirve una versión llamada “McFalafel” en algunos países. Esta exótica variedad de comida de los países de Oriente Medio, llegó a Europa y los EE.UU. en algún momento en la década de 1970. También se sirve el Falafel como albóndigas con salsa de tomate en algunos lugares, mientras que en otros lo sirven acompañado con hummus (pâté de garbanzos cocidos) o babaghanoush (pâté de berenjena y tahini).

El falafel egipcio original se prepara a partir de granos de haba seca, pero a medida que avanza hacia el norte las habas son sustituidas por garbanzos. Se pueden encontrar nuevas variedades de falafel como el “falafel rojo con jalapeños”, que se sirve con pimientos asados, tomate y salsa de yogur picante. Otra variedad es el “Orange falafel”, hecho de patatas dulces (batata) y acompañado de col, salsa de miel y pasta de sésamo y jengibre.

Hoy os propongo la receta tradicional de falafel de garbanzos, para la que he utilizado garbanzos pelados de Paquistán, cuna del garbanzo.

imageimage20140510-095637.jpg20140506-064542.jpg20140506-064009.jpg20140423-174626.jpgimageimageimageimageimage20140510-095649.jpgimageimageimageimageimage
image20140417-235850.jpgimageimageimageimage

Ingredientes para 4 personas:

Para el falafel:

250 gr de garbanzos o de habas secas, en remojo desde la noche anterior
1 cebolla morada picada
1/4 taza de perejil fresco
1/4 taza de cilantro fresco
1 diente de ajo grande picado
1 cc de comino molido
½ cc de canela en polvo
1 cp de semillas de sésamo
½ taza de harina de garbanzos y la suficiente para el rebozado
1 cp de bicarbonato o levadura en polvo
1 cc de sal
1 cc de pimienta negra
½ cucharadita de cayena molida (opcional)
Aceite para freír

Para acompañar:

4 pan pita
1/2 lechuga
2 tomates de ensalada

Para la salsa de Yogourt:

1 yogurt griego
2 ramas de menta fresca
8 tallos de cebollino
1 chalota o cebolla pequeña
2 pepinillos
1 cp de alcaparras
1 ajo picado
2 cs de aceite de oliva virgen extra
Sal al gusto

Preparación:

Lavamos con agua y escurrimos los garbanzos dejados en remojo la noche anterior. Preparamos y picamos el perejil, el cilantro y la cebolla.

imageimage

Trituramos directamente los garbanzos remojados “sin cocer” con la batidora o picadora junto con las cebollas, los ajos, el perejil, el cilantro fresco y una taza de agua. Mezclamos hasta conseguir una textura espesa.

imageimage

Añadimos la sal, el comino molido, la pimienta negra, la cayena (opcional), el bicarbonato y mezclamos un poco. Dejamos reposar la mezcla durante 30 minutos como mínimo. Yo la dejo en reposo un par de horas.

Formamos con la mezcla pequeñas bolas o mini hamburguesas, del tamaño de una pelota de ping pong. Las aplastamos un poco para darles forma de hamburguesas. Si la mezcla nos queda demasiado húmeda y nos resulta dificil formar bolas, podemos añadir un poco de pan rallado o harina de garbanzos.

imageimageimage

Freímos en abundante aceite de oliva a fuego medio/fuerte hasta que nos queden dorados (5-7 minutos). Los retiramos a un plato con papel absorbente para eliminar aceite.

imageimageimageimage

Podemos servir el falafel caliente en un plato como aperitivo, acompañado de unas hojas de lechuga y tomate, y adornado con salsa de yogur hecha mezclando la menta fresca, el cebollino, la chalotas o cebolla, los pepinillos, las alcaparras y el ajo picados, con el aceite de oliva. Cada cual puede variar las proporciones a su gusto. También podemos preparar bocadillos en pan pita con el mismo acompañamiento. Hay otras formas de presentarlo, pero así ya es un plato muy completo.

imageimage

Espero que disfrutéis de esta receta. Buen provecho.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s