Curry Sotong Masala, calamares en salsa al estilo indio.

Estándar

20140405-070219.jpg

Resulta cada vez más habitual que te den gato por liebre, o como en el tema que hoy vamos a tratar, que te den pota por calamar. Encontramos entre los productos congelados “anillas rebozadas”, de forma que mucha gente piensa erróneamente que esta comprando anillas de calamar para preparar “a la romana”, plato muy extendido en España. En realidad se trata de pota, otro cefalópodo de menor valor gastronómico que el calamar que nosotros apreciamos.

Sus propiedades nutritivas son las mismas que las del calamar, aporta proteínas, vitaminas B3 y B12, fósforo, potasio, magnesio y poca grasa. En cambio, su sabor y su textura son más ásperos que los del calamar, y aunque hay distintas calidades de pota, ninguna supera a la de éste.

El precio de la pota es bastante inferior al del calamar, así que no está mal aprovecharla “a sabiendas” para según qué elaboraciones. El rebozado disfraza parte del potente sabor que tiene la pota en comparación con el fino calamar.

Para poder diferenciar la pota del calamar, podemos fijarnos en las dos aletas que poseen en la parte final del cuero. Las aletas del calamar ocupan unos 2/3 de la longitud de su cuerpo una vez eliminada la cabeza, mientras que las aletas de la pota ocupan una tercera parte.

20140405-063513.jpg20140405-063525.jpg

Hoy vamos a utilizar calamares para preparar una receta poco habitual en nuestras latitudes occidentales, el Curry Sotong, también conocido como Kanava Masala o Koonthal Curry.

Se trata de una preparación espesa, picante y llena de sabor. Es un curry hecho con calamares en salsa de cebolla y tomate, fácil de preparar, y con el que podremos sorprender a nuestros amigos. Encontramos su origen en la provincia Andhra Pradesh, situada en la parte meridional de la India.

Casi todos los alimentos tienen su punto idóneo de cocción, pero el calamar tiene dos puntos: una cocción corta cuando se cocina frito o a la plancha, y otra cocción más larga cuando se elabora guisado.

Mi experiencia me indica que las cocciones intermedias hacen que la carne del calamar quede dura y gomosa. Por eso, mi recomendación es cocinarlos no más de uno o dos minutos para frituras y asados, o cocerlos durante 20 minutos o más para guisos. También podemos ayudar a evitar esa dureza congelando el calamar durante unas horas antes de cocinarlo, de esta manera conseguiremos romper las fibras y ablandar su carne.

20140405-073424.jpg20140405-073455.jpg20140405-073406.jpg20140405-073513.jpg20140405-073542.jpg
20140405-073603.jpg20140405-073626.jpg20140405-073658.jpg20140405-073712.jpg20140405-073731.jpg20140405-073804.jpg
20140405-073822.jpg20140405-073849.jpg20140405-073902.jpg20140405-073919.jpg20140405-073946.jpg

Ingredientes:

400 gr de calamares
5 cebollas grandes
5 chiles verdes
3 tomates grandes
1 cp de pasta de ajo
1 cp de pasta de jengibre
3 cs de aceite de semillas
1 cp de semillas de comino
1/2 cp de semillas de mostaza
6 hojas de curry
2 cp de pimentón dulce o picante
1 1/2 cp de cúrcuma en polvo
2 cp de semillas de cilantro molidas
Sal al gusto
3 cs de hojas de cilantro picado
1 cs de hojas de menta

Preparación:

Lavamos y cortamos los calamares en trozos medianos, y los ponemos a marinar con 1 cucharada pequeña de cúrcuma en polvo y otra de sal durante 15 a 20 minutos o hasta que necesitéis añadirlos a la sartén. Antes de agregarlos al guiso debemos enjuagarlos de 2 a 3 veces en agua.

20140405-070249.jpg

Pelamos la cebolla y la cortamos en rebañadas. Cortamos el chile verde en tiras, pelamos y picamos el tomate y finalmente picamos las hojas de cilantro y menta.
En un wok o sartén caliente ponemos el aceite de semillas y añadimos las semillas de comino y las semillas de mostaza, y dejamos freir durante 30 segundos. Añadimos las hojas de curry, la cebolla, el chile verde, la pasta de jengibre y la de ajo y sofreímos hasta que la cebolla se ablande.

20140405-071644.jpg20140405-071655.jpg

Una vez que la cebolla se pone suave y dorada añadimos el pimentón, la cúrcuma y las semillas de cilantro en polvo y cocemos durante 2 minutos a fuego lento. Utilizaremos el pimenton picante si nos gusta la comida picante, en caso contrario usamos pimentón dulce o una mezcla de ambos en la proporción que queramos.

20140405-071918.jpg20140405-071924.jpg

Añadimos los tomates picados y mezclamos bien, tapamos y cocinamos hasta que el tomate se disuelva en el guiso.

20140405-072128.jpg20140405-072149.jpg

Una vez que el tomate se deshaga, añadimos los calamares completamente enjuagados y mezclamos bien, tapamos y cocinamos durante 5 minutos a fuego vivo.

20140405-072344.jpg

Agregamos sal al gusto al guiso, tapamos y cocemos de nuevo (sin añadir nada de agua) durante 12 a 15 minutos a fuego medio o hasta que el aceite flote en la parte superior y la salsa se vuelva espesa, removiendo a intervalos regulares. Este curry debe ser espeso, por lo que no hay que añadir nada de agua. Los calamares al cocer, aportan líquido suficiente al guiso.

20140405-072418.jpg20140405-072401.jpg

Retiramos del fuego, añadimos las hojas de cilantro y las hojas de menta, mezclamos, tapamos y mantenemos a un lado durante 10 minutos antes de servir, para que se mezclen mejor los sabores.

20140405-072427.jpg

Servimos el plato caliente o tibio, acompañado con arroz jazmin cocido al vapor.

Espero que lo disfrutéis.;

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s