Mejillones en salsa de Ribeiro con cachelos.

Estándar
20140115-081834.jpg

El Mejillón común (Mytilus edulis) es un molusco bivalvo que vive formando comunidades numerosas y colonizando grandes zonas de roca a las que se adhieren mediante los filamentos del biso que se encuentran en su pie. Vive a poca profundidad en la zona de mareas, preferiblemente en zonas muy batidas con mucha materia orgánica en suspensión. Se alimenta del fitoplancton y zooplancton, e incluso de partículas orgánicas en descomposición, que se encuentra en el agua del mar, mediante la filtración de la misma a través de sus branquias. La capacidad de filtración de los mejillones es enorme, bombeando hasta 8 litros por hora.

El Mejillón mediterráneo (Mytilus galloprovincialis) también llamado mejillón rubio, es más ancho y de umbos menos romos si lo comparamos con la especie Mytilus edulis. Pero esto puede variar, lo que hace complicada a veces la distinción entre ambas especies y la única manera de diferenciarlas es mediante análisis genéticos.

A pesar de su nombre, esta última es la especie amparada bajo el Consejo Regulador del Mejillón de Galicia, y es la especie más abundante y casi única en nuestras costas, pues se trata de una especie invasora que ha desplazado de las mismas, incluyendo el Cantábrico, al Mejillón común (Mytilus edulis).

Este molusco recibe diversos nombres en distintos lugares. Se le llama clotxina, clochina o musclo de roca en el Levante español, muxill, mojojón o muskullo en el País Vasco, mejillón o mexillón en Galicia, mexilhões en Portugal, mussel o mediterraneam mussel en Inglaterra, Cozza o mitilo en Italia, y moule o moule mediterranéenne en Francia y los Países Bajos. En el sur de Argentina, Colombia, Chile y Perú a los mejillones los llaman choros, y en cambio, en Bolivia y Chile también le llaman mejillón.

Es habitual en la Comunidad Valenciana escuchar a la gente decir, en un arranque chauvinista, que la clotxina es mejor que el mejillón, cuando lo cierto es que se trata de la misma especie.

Hoy os propongo una receta sencilla procedente de tierras gallegas. Se trata de los mejillones en salsa de Ribeiro con cachelos, todo ello con productos con denominación de origen.

Los mejillones á feira con cachelos o a la gallega es una tapa super sencilla y simple de preparar, tan fácil que es imposible que no os salga. Esta semana estaba de antojo de mejillones y como tienen un precio muy asequible nos hemos puesto hasta arriba. Es una preparación muy agradecida, con ese sabor a mar que nos dan los mejillones gallegos, pero es muy importante que sean de calidad y a mi parecer los gallegos son los mejores. No dejéis de consumirlos pues es un marisco barato y lleno de posibilidades ya que se pueden preparar de muchas maneras: mejillones en salsa rabiosa, tigres o croquetas de mejillones, mejillones a la vinagreta, empanada de mejillones, ensalada de marisco, pasta con mejillones y setas, fideos caldosos con almejas y mejillones, bacalao con crema de mejillones… y muchas recetas más que algún día prepararemos.

Los mejillones al estilo gallego se preparan simplemente con cachelos o patatas gallegas, llenas de sabor, un buen aceite de oliva virgen extra, pimentón de la Vera y un vino blanco bien afrutado. Os dejo con una receta sencilla para disfrutar de este barato y sabroso molusco estilo “á feira”. Espero que os gusten y os animéis a prepararlos, no os olvidéis de acompañarlos con el mismo vino con el que hemos preparado la salsa o una cerveza bien fresquita.

20140115-193037.jpg20140115-193100.jpg20140115-193134.jpg20140115-193201.jpg
20140115-193227.jpg20140115-193302.jpg20140115-193326.jpg20140115-193340.jpg

Ingredientes:

1 kg de mejillones gallegos
800 gr. de patata gallega (cachelos)
1 copa de vino de Ribeiro afrutado
1 diente de ajo
3 hojas de laurel
Pimentón de La Vera
Aceite de oliva virgen extra (A.O.V.E.)
Sal

Preparación:

Lo importante en esta receta es elegir bien su ingrediente principal: los mejillones. Id a vuestro pescadero de confianza y que os recomiende mejillones frescos da Ría de Arousa, mejor que sean gallegos.

Ponemos una cazuela con agua y un puñado de sal a cocer. Pelamos los cachelos o patatas gallegas que le van a ir de impresión. Las cocemos durante 15 minutos a fuego medio. Escurrimos y reservamos para el montaje final. Pelamos un diente de ajo y picamos finamente. Reservamos.

20140115-182817.jpg

Lavamos muy bien los mejillones en agua fría y quitamos todas las impurezas que vengan en la bolsa. Ponemos un chorro de aceite de oliva virgen extra en la cazuela y sofreímos el ajo durante unos segundos, añadimos tres hojas de laurel y a continuación los mejillones. Los removemos bien con una cuchara de madera durante medio minuto y añadimos la mitad de la copa de vino, el resto del vino es para el cocinero, así vamos cogiendo sabores de la receta. Los dejamos cociendo 1 minuto a temperatura fuerte y en cuanto estén todos abiertos los retiramos con una espumadera. Dejamos enfriar y reservamos en un plato. El agua de la cocción no la vamos a tirar, la colamos y dejamos en un cazo pequeño.

20140115-080450.jpg20140115-080507.jpg20140115-083937.jpg

Ponemos todo el jugo, ese caldo maravilloso que huele que alimenta, a reducir a fuego bajo durante unos 4 minutos. Debe quedar una salsa un poco espesa, como si fuera una bechamel ligera.

20140115-080737.jpg

Mientras reduce la salsa sacamos los mejillones ayudados por un buen cuchillo, arrastramos todo el mejillón hasta que quede el interior limpio. Limpiamos bien los filamentos y las conchas rotas que se quedan pegados al mejillón y reservamos en un plato.

20140115-080750.jpg

Para la presentación, elegimos un plato llano grande o fuente, donde podamos servir todo. Esmagamos o aplastamos con un tenedor los cachelos, nos servirán de base. Colocamos los mejillones por encima cubriendo todo el plato y añadimos la salsa de ribeiro empapando las patatas.

20140115-081224.jpg20140115-081244.jpg20140115-081259.jpg

Un buen chorro de aceite de oliva virgen extra y espolvoreamos con pimentón de la Vera.

20140115-081818.jpg

Un último consejo, que no falte en la mesa una buena hogaza o barra de pan, la salsa con las patatas está impresionante. Espero que os guste.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s